martes, 21 de febrero de 2017

Reseña "La química" de Stephenie Meyer


Para estrenar el blog he decido comenzar con un libro muy curioso, lo compré el día 10 de febrero, es decir, la semana pasada, un día después de su estreno en España. Estaba allí reluciendo en la estantería, con ese color gris tan frío y llamativo, con sus letras en mayúsculas y su escalofriante jeringuilla a relieve. Lo vi y no dude, era justo lo que necesitaba para distraerme tras unas duras semanas de estudiar sin parar y sin casi ver el sol. En realidad había ido a la librería sin saber que me llevaría pero, fue una elección como un flechazo a primera vista. En fin… es hora de que os cuente más detalle de este libro tan adictivo.

La autora de La Química es Stephenie Meyer, la misma autora que muchos conoceréis por su best seller Crepúsculo.
Título original: The Chemist.
Editorial: Suma de letras.
Publicado en España: 9 de febrero de 2017.
El libro físico es tapa blanda y contiene 632 páginas.
Clasificación: Novela negra, suspense, policiaca y ficción contemporánea
.


Sinopsis:

Antes trabajaba para el gobierno de Estados Unidos, aunque casi nadie lo sabía. Como experta en su campo, era uno de los secretos más oscuros de una agencia tan clandestina que ni siquiera tiene nombre. Hasta que la consideraron un lastre y fueron a por ella sin avisar.
Ahora rara vez se queda en el mismo lugar o utiliza el mismo nombre durante mucho tiempo. Ya han matado a la única persona en quien confiaba, pero sabe algo que sigue suponiendo una amenaza. La quieren muerta, y pronto.
Cuando su antiguo jefe le ofrece una salida, comprende que será su única oportunidad de borrar la enorme diana que lleva dibujada en la espalda. Pero eso implica aceptar un último encargo. Y, para su horror, la información que consigue vuelve aún más peligrosa la situación.
Decidida a afrontar el desafío cara a cara, empieza a prepararse para la peor pelea de su vida, mientras se da cuenta de que se está enamorando de un hombre que solo puede complicar sus posibilidades de supervivencia. Ahora que sus opciones menguan a marchas forzadas, deberá aplicar su especial talento de formas en las que nunca antes habría soñado.

Mi opinión personal:

Alex, que es como se hace llamar nuestro personaje principal, es una joven muy diferente a la típica heroína que solemos encontrar en este tipo de libros, es una chica que al parecer no es muy guapa y carece de los típicos dotes sexuales de este tipo de mujeres que trabajan para el gobierno de los Estados Unidos, suele estar disfrazada bajo las ropas de un típico adolescente, por lo que su mejor atributo resulta ser la inteligencia, y eso la hace especial, la hace única y por ello empatizas rápidamente con el personaje, aunque he de confesar que las primeras páginas del libro me estaban volviendo un poco loca por su exagerada paranoia.
Es un libro adictivo, muy bien escrito y bien detallado, por lo que vives cada momento como un observador desde una ventana y no como un simple lector, cada objeto, cada movimiento, cada voz, e incluso cada gesto de los personajes los percibes como si estuvieses dentro de ese escenario, por lo que en realidad, más que un observador en una ventana, te siente como un personaje más pero invisible.

Es una historia de tensión con pinceladas de amor, aquí viviréis un tipo romance casi loco por decirlo de alguna forma, conoceréis a un chico que se enamora perdidamente de esta chica y que no hace más que sacarle el lado bueno, el lado tierno de las cosas y de los acontecimientos que van ocurriendo a lo largo del libro.

Los personajes están bien construidos, incluso los animales que forman parte de este repertorio literario, por lo que llegas a cogerles mucho cariño a todos y cada uno de estos buenos actores imaginarios; los paisajes, las armas, los coches e incluso los atardeceres todo esta bien descrito de tal forma que no pierdes ni un solo detalle de lo que acontece. Por tan maravillosa narrativa me vi atrapada en la historia, por lo que no podía parar y dejar de leer o no me llamaba la atención hacer otra cosa más que continuar con la lectura.

Es un libro autonclusivo, está escrito en tercera persona y se lee rápidamente, yo tarde solo dos noches en leerlo. Además, no tiene nada que ver con vampiros, ni con La huésped, es un libro totalmente distinto muy al estilo Agente 007, por decirlo de alguna manera, quizá este libro refleja cierta madures en la autora y como ha evolucionado su forma de escribir y su forma de llevarnos a mundos imaginarios.

Ha sido difícil hacer la reseña porque si digo algo demás podría hacer spolier.

Es un libro que recomiendo y al que doy cinco estrellas.

★★★★★








No hay comentarios:

Publicar un comentario